El objetivo de estas áreas es desarrollar actividades lúdicas, recreativas, culturales y deportivas, dirigidas a personas con Síndrome de Down, que contribuyan a mejorar su calidad de vida y el bienestar de sus familias, así como a conseguir su plena normalización e integración social.

También, a través de estos programas, se pretende contribuir a provocar en la sociedad un cambio actitudinal y conceptual de aceptación de la discapacidad como elemento enriquecedor de nuestro entorno social.